Blog Volver

04 Mar '17 0

El IES Carlos III… echa a volar

Los alumnos de 4º de ESO del IES Carlos III, en Aguadulce (Roquetas de Mar, Almería) están desarrollando actividades sobre el proyecto ‘Echa a volar’ con mucho interés y motivación, gracias al empeño de su profesora de ciencias naturales Rocío Rivera Sánchez.

Los alumnos de 4º ESO del IES Carlos III posando tras el taller de refugios
Los alumnos de 4º ESO del IES Carlos III posando tras el taller de refugios

Estos chicos llevan desde que comenzó el curso escolar, en octubre de 2016, informándose, investigando y realizando diversas actividades sobre las especies beneficiosas que trata el proyecto. Trabajando en equipo, ellos mismos seleccionaron qué especie faunística querían investigar. Comenzaron a buscar en diversas fuentes de información las características y aspectos de los tres grupos faunísticos beneficiosos; aves insectívoras (avión, golondrina y vencejo común), murciélagos y polinizadores solitarios (abejas y avispas silvestres). Con la documentación recogida elaboraron unos fantásticos paneles informativos muy completos, acompañados de su traducción en inglés y los códigos QR con el enlace a internet de información complementaria.

Los alumnos muestran su panel informativo sobre las abejas y avispas solitarias
Los alumnos muestran su panel informativo con códigos QR sobre las abejas y avispas solitarias
Grupo mostrando su panel informativo sobre todos los grupos faunísticos
Grupo de alumnos mostrando su panel informativo traducido al inglés sobre todos los grupos faunísticos

Para muchos de los chavales eso del código QR era novedoso y no sabían de qué trataba. Pero no era así para uno de los alumnos, Oleh Mykhaylchenko tuvo la iniciativa de realizar una charla para explicarle a sus compañeros qué son estos códigos y cómo se generan. No solo lo aprendieron teóricamente sino que además, lo pusieron en práctica en los paneles que ellos mismos estaban elaborando.

Charla-Alumnos
Charla a los compañeros sobre los códigos QR
Ohle explicando cómo se generan los códigos QR
Oleh Mykhaylchenko explicando cómo se generan los códigos QR

Después de toda esta teoría y trabajo escrito, las ganas de hacer cosas manuales y entretenidas eran imparables. Llegó el día del taller de construcción de refugios, algo que esperaban ansiosos. Tras una breve explicación sobre las características de los refugios para cada especie beneficiosa y los diversos motivos para su instalación, los alumnos se pusieron manos a la obra. Se decidió crear nidos en forma de cuenco, para avión común y golondrina común. Un grupo elaboró los nidos-cuenco para golondrina común con moldes de papel de periódico con film de plástico y estructura a base de pasta de papel de periódico. Mientras que otro grupo creó nidos-cuenco para avión común con moldes de trozos de garrafas y film de plástico y estructura a base de mortero (cemento y arena) con malla metálica. El empeño y cuidado que pusieron en dar forma a los nidos, alguno de los alumnos, fue inmejorable. Tras unas cuantas horas de diversión y aprendizaje los nidos-cuenco fueron terminados y solo faltaba dejarlos secar para desmoldarlos en los próximos días. Los alumnos también mostraron interés en cómo montar hoteles de insectos para abejas y avispas solitarias, así que, se dieron algunas ideas y se mostraron los materiales tan sencillos que pueden recolectar, ya que estos bichos solo necesitan un agujero donde refugiarse y/o hacer la puesta. Se comentó que lo ideal es que sean materiales naturales con forma de cilindro; cañas y juncos secos, agujeros en madera,…o bien cilindros transparentes donde poder ver si algún insecto entra; gomas de riego, tubos transparentes, cilindro de los bolis,…

Nidos-cuenco con pasta de papel
Nidos-cuenco para golondrina común hecho con pasta de papel
Dando forma con sumo cuidado a un nido-cuenco de avión común
Dando forma con sumo cuidado a un nido-cuenco de avión común
Nido-cuenco de avión común hecho con mortero
Grupo de alumnas posando con su nido-cuenco de avión común hecho con mortero
Alumnos satisfechos tras construir un nido-cuenco de avión común con mortero
Alumnos satisfechos tras construir un nido-cuenco de avión común con mortero

Desde luego que estos chicos están echando a volar. No hay quien los pare. Están tan motivados que plantean realizar charlas a alumnos de cursos inferiores para explicar y mostrar lo que están haciendo. Sus actividades relacionadas con el proyecto continuarán durante lo que queda de curso.

Así que, no te pierdas las siguientes entradas de este blog!!

El proyecto ‘Echa a volar’, impulsado por SERBAL y en el que participan múltiples colectivos trabajando conjuntamente en comunidad, se encuentra incluido en ‘[Andalucía] mejor con Ciencia’, el programa de la Fundación Descubre destinado a involucrar a comunidades para que trabajen en resolver un problema local con fundamentos científicos, cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología, FECYT.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *