Blog Volver

12 Abr '17 0

Alumnos del IES El Parador y Colegio Portocarrero construyen refugios para fauna

Otros dos centros educativos del municipio de Roquetas de Mar, Almería, unen sus ilusiones para echar a volar y conseguir una mejora medioambiental en su entorno más cercano. Los alumnos de secundaria del IES El Parador y del Colegio Portocarrero aprovecharon, aprendieron y se divirtieron en los talleres de construcción de refugios celebrados durante las semanas de marzo y abril.

Alumnos del Colegio Portocarrero con sus nidos para avión común construidos
Alumnos del Colegio Portocarrero tras el taller de construcción de refugios para avión común

Antes de ponerse manos a la obra los chicos conocieron cuáles son las características de cada uno de los refugios dependiendo de las necesidades de las especies que albergan. Muchos de ellos se preguntaban, ¿y por qué construir y colocar refugios? Así pues, mediante una charla amena cargada de imágenes y vídeos, se explicaron los motivos por los que actualmente es necesario ofrecer refugios a especies urbanas beneficiosas. De esta manera, los jóvenes adquirieron los conocimientos para ser capaces de localizar potenciales dificultades que tiene la fauna urbana para sobrevivir en su localidad. En breve, estos alumnos realizarán una recogida de datos en la cual identificarán los problemas que observen a su alrededor.

Explicando las características de los refugios y dificultades de la fauna urbana
Explicando las características y mostrando ejemplos de los refugios para fauna urbana beneficiosa

Tras la teoría, llegó el momento de la deseada práctica.

En el IES El Parador, gracias al empeño de los profesores de Tecnología, Miguel de Vicente López y Ana Rosa Martínez Medina, los chavales obtuvieron las medidas de refugios para vencejo común y murciélago enano. Seguidamente construyeron sus propios refugios con maderas y mucha motivación. Fue un trabajo exigente, en el que usaron herramientas de carpintería con las que tenían que llevar cuidado, pero el resultado fue excelente.

Caja nido de madera para vencejo común
Caja nido de madera para vencejo común construida por los alumnos del IES El Parador 
Refugios de madera para murciélago enano creado por alumnos del IES El Parador
Refugios de madera para murciélago enano creados por alumnos del IES El Parador

En el Colegio Portocarrero, los profesores de biología Daniel Núñez Navarro y Laura Matilde Rodríguez Izquierdo dieron a conocer a sus alumnos el proyecto ‘Echa a volar en Roquetas de Mar’. Y fue José Manuel Martínez Uroz, profesor de tecnología quien impulsó el taller de construcción de refugios para avión común. En el aula de tecnología se desarrolló el taller en el que los chavales se pusieron ansiosos los guantes y dieron forma poco a poco a unos cuantos nidos con forma de cuenco a base de mortero (cemento y arena) y malla metálica. Mientras los nidos-cuenco se secaban, alumnos de otras clases montaron las maderas en ángulo recto que más tarde darán el soporte a los nidos-cuenco, a modo de alero.

Alumnos del Colegio Portocarrero en plena faena
Alumnos del Colegio Portocarrero en plena faena
Dando forma con cuidado a un nido-cuenco de avión común
Dando forma con cuidado a un nido-cuenco de avión común
Alumnas satisfechas y contentas con su nido-cuenco
Alumnas satisfechas y felices al ver su nido-cuenco terminado

En ambos talleres la creatividad, destreza, habilidad, aprendizaje y sobre todo DIVERSIÓN estuvieron garantizados.

Gracias a la participación de estos centros, el proyecto ‘Echa a volar en Roquetas de Mar’ no para de aletear y avanzar con el objetivo de promover, concienciar y divulgar una mejora medioambiental en el entorno más cercano. Esta iniciativa impulsada por SERBAL y en la que participan múltiples colectivos trabajando conjuntamente en comunidad, se encuentra incluida en ‘[Andalucía] mejor con Ciencia’, el programa de la Fundación Descubre destinado a involucrar a comunidades para que trabajen en resolver un problema local con fundamentos científicos, cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología, FECYT.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *